Ejemplos de fichas de información

“El miércoles pasado fuimos a la Ciudad de la Justicia, donde un grupo de mi clase tuvo la oportunidad de ver tres juicios, dos administrativos y uno penal.

Los primeros dos juicios, además de que fueron bastante cortos, no se entendieron nada, debido a que, los fiscales y las defensas, hablaban muy rápido y usaban una terminología que nosotros no controlábamos. El último al que fuimos trataba de un caso de violencia de género, en el que al demandado se le acusaba de haber dado un puñetazo a su pareja, hecho que la víctima negaba. En este juicio sí que se pudo comprender todo, salvo algún que otro tecnicismo utilizado por la jueza o la fiscal. Podíamos ver que el acusado, la víctima y la familia de esta tenían un nivel sociocultural bajo, aunque no usaban vulgarismos, se podía notar que no utilizaban registros muy formales para dirigirse a la fiscal, quien era la que hacía la mayoría de las preguntas.

Se veía claramente la alineación en ellos, sobre todo en la mujer, ya que, viendo como se comportaba, se notaba que no era ella quien hablaba, sino que otro decidió por ella lo que tenía que decir o tomó la decisión de hacerlo por temor. Todo esto es desde mi punto de vista y una suposición, ya que no podemos saber la verdad de lo que pasó.

Estar alineado tiene que ver con la educación que has recibido a lo largo de tu vida, y se observaba que no estaban bien socializados para cumplir un rol dentro de una posible sociedad utópica. Este tipo de personas a menudo sufren de estratificación social y, debido a su nivel cultural no suelen llegar a altos cargos, lo que les lleva también al peligro de la exclusión social. Creo que hay una falta de justicia social, en general, no solo en este juicio, ya que tiene como objetivo asegurar el cumplimiento de los derechos humanos, sobre todo en los menos desfavorecidos, y he aprendido que el poder jurídico no la lleva a cabo, la justicia siempre favorecerá a los más ricos, como vimos en la charla acerca de las cárceles.

Fue bastante emocionante ver un juicio en vivo, sobre todo porque nos tocó uno muy interesante, aunque al mismo tiempo frustrante. En primer lugar, el edificio impresiona bastante, la arquitectura es muy bonita y resplandeciente, aunque no es así solamente para cumplir una función estética, sino que, creo que es de esta manera para parecer un sitio celestial, como los platós de los informativos de televisión, como si al salir de ahí todos tus problemas desaparecieran. También me asombró que todas las salas tuvieran un cuadro del rey, y más aún cuando supe que era obligatorio. Me pareció muy absurdo, y supongo que es debido al patriotismo que hay en este país.

Algo que me gustó mucho ver fue la cantidad de juezas que hay, incluso he investigado y en España hay un 74% de juezas, pero luego ves que en el tribunal supremo solo hay unas pocas mujeres. Es como en una empresa, hay mujeres trabajando pero no pueden alcanzar grandes cargos.  

Ver este juicio ha sido como un golpe de la realidad, sabía que todavía sigue habiendo casos de violencia de género, pero al ser ante mis ojos las emociones cambian bastante. Duele saber que hay personas así, tanto los que cometen el acto como los que los defienden, para mí sería fácil denunciar cualquier tipo de violencia, porque a mi me educaron así, entonces me imagino como fue la educación de estas personas, en qué momento decidieron ser así, o quien les empujó a ser de esa manera. Te sientes impotente al no poder hacer nada, ¿cómo puedes ayudar a personas que tienen miedo de pedir ayuda?

En mi opinión el sistema jurídico no está del todo mal, salvo por lo que he dicho anteriormente sobre la injusticia hacia los más desfavorecidos, pero creo que además de juzgar y decidir sobre el futuro de muchas personas, también deberían trabajar fuera de esas cuatro paredes, es decir, ayudar a las víctimas, orientarlas o algo tan sencillo como informarles de asociaciones para darles apoyo, ya que, un preso o una presa tiene esa pequeña posibilidad de cambiar, los y las afectadas también tienen el derecho de obtener otra vida.”

Larissa Vieira Santos 1ºBach A

“El día 7 de junio, los alumnos de 1ºBach A del IES Mesa y López acudimos a los juzgados para poder presenciar un juicio en primera persona. Pasamos allí toda la mañana. Nos dividimos en dos grupos para poder entrar en las salas de juicios, pues estas no disponían de asientos suficientes para todos. Desde mi punto de vista, me siento afortunada de haber pertenecido al grupo en el que estaba, pues aunque solo pudimos asistir a un juicio civil, este estuvo muy interesante. Comentaré de qué trataba y lo aprendido con ello a continuación.

Valoración formal

Como dije antes, acudimos a un juicio civil, pero antes entramos a dos penales, donde comentaban las conclusiones del caso. En estos, tanto el fiscal como el abogado defensor usaban un lenguaje muy técnico, que nos impedía seguir el hilo de la exposición de cada parte, por lo que observamos una casi inexistente claridad, al menos para nosotros, que no manejamos esos vocablos tan complicados, por no hablar de la rapidez con la que se expresaban. Aunque no entendiera de qué hablaban, escuchaba que a cada rato mencionaban artículos de leyes o datos aparentemente verídicos, por lo que el uso de estas herramientas le daba una clara rigurosidad a sus argumentos. Por todo esto, los dos primeros juicios me parecieron muy aburridos.

Sin embargo, muy diferente fue el juicio civil, donde pudimos observar un juicio de violencia de género. El cuál fue muy interesante pues aunque al principio no tenía tan claro si era o no un caso de violencia de género, cada vez era más obvio por todas las contradicciones y datos absurdos que aportaban en ocasiones. El juicio fue fluido pues se hacían las preguntas justas y necesarias y además no resultaba pesado. A diferencia con los dos juicios del comienzo, este presentaba una correcta claridad. Por otro lado, el rigor de algunos testigos era escaso(como la madre o la víctima, por ejemplo), pues constantemente se contradecían y muchos datos no cuadraban.

Relación con los aspectos planteados en la unidad

En relación con los aspectos estudiados destacan los roles o papeles que cada uno de los participantes en el juicio desempeñaba. Por un lado, el juez, que es la máxima autoridad en la sala, como representante de uno de los tres poderes en los que se divide todo estado democrático: el poder judicial. Por otro, el fiscal y los abogados, sometidos al orden que le marca el juez. Y finalmente, los ciudadanos que intervienen en el juicio, como testigos, acusados, denunciantes,…

Además podemos hablar sobre las causas que pueden producir una falta de responsabilidad personal. Entre ellas algunas no son ilegales, pero siguen siendo perjudiciales, como el consumo irresponsable, la movilidad insostenible,… pero hay otros que pueden llevarte a prisión, como ciertas adicciones, la corrupción, la irregulación de conflictos (que producen guerras, acoso, y en este caso violencia),…

Por otro lado, en el juicio de violencia de género podemos observar que la víctima estaba alienada, es decir se auto engañaba, pues realmente esta había sido agredida con un puñetazo en la cara, y por X motivo trataba de ocultarlo. Es posible que se deba a que tenía una dependencia económica con su marido o bien porque este la amenazó a que si lo culpaba volvería a agredirle, existen muchas posibilidades. Por lo cuál, la víctima dejaba de ser ella y se guiaba por un discurso oficial, en este caso en de su marido, que le impedía luchar por su bienestar y libertad.

Nuevos descubrimientos

Pues para empezar, fue la primera vez que entraba a ese edificio de justicia, por lo que pude observar como funcionaban las cosas allí. Lo primero que me sorprendió fue el control de seguridad de la entrada, que no entiendo mucho, pues en muchos otros lugares no se utilizan (salvo aeropuertos o lugares con riesgo de peligro), y no le veo la diferencia a por qué allí sí, como si quienes acudiesen a esos sitios fuesen asesinos en serie. Pero bueno, puedo tratar de entenderlo. Sin embargo, como aprendimos en la unidad, desde que comenten un delito, ya se les tacha como delincuentes para siempre, como si fuesen incapaces de cambiar.

Además he aprendido como funcionan los juicios, y que estos llevan muchas fases, además de tiempo, al menos en llevar a cabo la denuncia, pues muchas eran antiguas, sobre el 2015, más o menos. Y esto me resulta preocupante la verdad, espero que no sea siempre así, pues hay casos que son peligrosos y no veo razonable que tarden tanto en llevarse a cabo, pues hay acciones que no urgen tanto, pero otras, como podría ser el caso de una violencia de género, podría tener consecuencias graves si no se hace algo rápido.

Por otro lado, ha cambiado mi visión al ver las cosas y creerme cada vez menos no lo que veo u oigo, pues aunque este año esto ya lo haya aprendido, no he tenido la oportunidad de ver como realmente una personas es capaz de mentir, de una forma tan insistente, sobre un tema que le perjudica a ella. Es algo que nos puede resultar ilógico, sin embargo pasa, como hemos podido observar. Y es una pena, que aún en pleno siglo XXI, el miedo o la dependencia nos corte las alas y nos impida ser felices y libres.”

Nerea Pérez Ruiz 1ºBach A

MESA REDONDA

Fuente de información

“La mesa redonda se llevó a cabo el día 5 de junio. Lamentablemente el grupo de 1ºBach A no pudimos asistir (a excepción de 5 personas) ya que teníamos un examen de matemáticas. Sin embargo, he podido obtener información sobre lo ocurrido en el salón de actos gracias a unos videos que se grabaron y se subieron a la página de filosofía, y a un pequeño resumen que nos contaron los compañeros que pudieron acudir a la mesa redonda.

Esta charla la protagonizaron varias personas, como Sandra, profesora de filosofía; Raquel, alumna de 3ºESO; Néstor, profesor de historia; Teresa, profesora de comercio; e Iván, profesor en prácticas.

Valoración formal

He de decir que me ha parecido interesante darnos a conocer cosas como estas, pues nos abre los ojos sobre aspectos que pueden servirnos y que no están tan lejos como pensamos. Me habría gustado asistir a la mesa redonda, pues los videos solo nos muestran parte de lo ocurrido y no es lo mismo.

Por un lado, la claridad de las personas era la adecuada, pues todo se entiende perfectamente. Además de ser una charla fluida, donde nos dan a conocer bastantes casos de experiencia personal en no mucho tiempo, contándonos las cosas más interesantes sobre la temática comentada. El rigor sobre lo tratado es alto, pues como ya dije son casos de experiencia personal, y lo que nos cuentan es verídico.

Relación con los aspectos planteados en la unidad

En relación a los temas aprendidos recientemente podemos relacionarlo con los movimientos sociales. Estos luchan por un cambio en la sociedad, donde se unen un grupo de personas para luchar por sus derechos. Podemos observar como las acciones de Sandra crean un movimiento ecologista, pues busca un modelo de sociedad distinto, donde se le de más valor a la alimentación que al dinero. Ella, junto con un grupo de personas, forman parte de un huerto urbano, los cuales plantan sus propios alimentos y se abastecen de ellos (al menos en parte, pues el terreno no es lo suficientemente grande, pero sí útil).

Además de este, también observamos la lucha a través del movimiento obrero, donde personas como Iván o Néstor, que se dedican a la política, tratan de buscar un modelo nuevo, que sustituya al capitalismo (en caso de Iván, el comunismo), para que la sociedad pueda mejorar.

Vemos como muchos de ellos optan por un modelo de sociedad autogestionario, pues se decantan por la realización de trabajos cooperativos. Por lo que no se centran en la búsqueda del máximo beneficio sin importar las consecuencias, se centran en una mejora común, ayudándose unos a otros, sin jerarquías y sin exclusiones sociales.

Nuevos descubrimientos

Gracias a esta mesa redonda he descubierto una nueva asociación llamada HUCA (huerto urbano comunitario autogestionado), la cuál me resulta muy interesante pues ser independiente es una de las mayores virtudes que podemos adoptar, y esta nos aporta una cierta madurez. Sobretodo me ha gustado oír hablar sobre esta asociación pues además de dedicarse a plantar sus propios alimentos, se dedican a ayudarse unos a otros, toman decisiones juntos, se prestan alimentos,… y creo que debería servir de modelo para muchas personas pues fomenta la cooperación y no la competencia o el egoísmo.

Por otro lado, es interesante escuchar a gente de nuestra edad, más o menos, que nos cuente su experiencia sobre el comité de los derechos humanos, pues vemos como este puede hacer cambiar nuestra visión y acercarnos a temas que como ella contó, nos resultan lejanos al principio pero acabamos dándonos cuenta de que son más corrientes de lo que pensamos. Eso sí, me hubiese gustado enterarme sobre qué temas se hablan exactamente y qué se hace allí.

Por último, he conocido ya no solo sus experiencias, sino sus opiniones sobre los beneficios y desventajas que estos conllevan. Me ha gustado que respondiesen honestamente diciendo que no todo es magnífico (como tratan de pintar en muchas ocasiones), pero que a fin de cuenta, todo esfuerzo tiene su recompensa, y aunque no siempre los obtengas a corto plazo, a la larga dan sus frutos.”

Nerea Pérez Ruiz 1ºBach A

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en PRODUCCIONES PROPIAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s